17 julio 2013

MIXTURAS: VIDAS ENTRELAZADAS

AMIA
Hay una vieja frase que reza: “El Hombre propone y Dios dispone”. El jueves 11 de julio, sucedió algo por el estilo. Me desperté muy temprano, más de lo habitual, casi cerca de las 5.30 de la mañana (habitualmente lo hago a las 7.00 am). Luego de un duchazo rápido y haberme abrigado bien (la temperatura rondaba los 10 grados), me acerqué a la ventana para “pispear” como estaba la calle y me dí con la sorpresa que estaba lloviendo. “Justo hoy”, pensé. No habiendo otra posibilidad y recordando que días pasados había perdido mi paraguas, salí. Las gotas que caían copiosamente no fueron impedimento para hacer los trámites que había planificado.

Días atrás me había enterado que en el Centro Cultural Recoleta se estaba realizando una exposición de obras, cuyo título era, “MIXTURAS – Las colectividades y los artistas”, un espacio creado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a través de la Subsecretaría de Derechos humanos y Pluralismo Cultural con el fin de promover la representación artística de las diferentes identidades que convergen en la cosmopolita Buenos Aires, el cual permite disfrutar el arte de las múltiples colectividades que son un motor social de gran relevancia.

Al ingresar al Centro Cultural Recoleta, aquella tarde del jueves 11 de julio, realmente me encontré con una “Mixtura Artística”. En el salón 1 y 2 estaba la exposición denominada “SIN PALABRAS” donde ilustradores de libros de argentina intentan hablar con imágenes la atrocidad del atentado de la AMIA, donde la impunidad y la falta de justicia dejan sin palabras a la sociedad. Arte y memoria se potencian y frenan el accionar corrosivo del olvido.

Autor: Santiago Tabella
En la sala 12, Santiago Tavella expone “VIVIR EL PLANO”, quien vuelca en sus trabajos el lenguaje técnico utilizado en el diseño
arquitectónico: el plano, el corte y alzados producidos por los arquitectos en la proyección de las edificaciones.
-Parecen obras realizadas por un arquitecto- dijo el Dr. Dovar Rojas. 
Tenía razón, todos los cuadros parecían planos de casas adaptadas a las figuras de peces, de barcos, de canoas, etc.




Autor: Santiago Tabella
Como desconozco a Santiago Tabella, debí recurrir inevitablemente a  Wikipedia, donde se descubre lo siguiente: “Santiago Tavella (n. 27 de julio de 1961 en Montevideo) es un músico, artista visual, escritor y curador uruguayo. Desde 1980 estudia diferentes áreas artísticas: pintura, arquitectura, técnicas musicales digitales, canto y composición musical, y desde 1990 expone y realiza curadurías dentro y fuera de Uruguay. Se destaca en su carrera musical la participación como bajista en el grupo de rock alternativo El Cuarteto de Nos, ganador de dos premios Grammy Latinos (2012)….”


Recordatorio del Atentado de la AMIA
En la sala  Prometeus, una muestra llevaba un título más que sugerente: “MEMORIA EN LA VÍA PUBLICA: 19 AÑOS, 19 PÓSTERS, 19 ARTISTAS”, en la cual el Foro de Ilustradores de Argentina a partir de la propuesta del Espacio de Arte AMIA convocó a 19 reconocidos artistas, quienes produjeron una serie de imágenes que impactan en la sensibilidad del espectador. Describir las imágenes, se me hace imposible, sobre todo, por que estás se entremezclan con las imágenes de los atentados terroristas de “Sendero Luminoso” en el Perú, que ocasionó la muerte de más de setenta mil  (70,000) peruanos y que los sátrapas de “Movadef” quieren vender la idea que ellos  (los terroristas) eran Heidi, Pedro y el abuelito en las montañas”, pero, por ahora, dejémoslo ahí.

Finalmente, en el tercer pasillo, en la sala 8 y 9, espacio central 3, estaba la exposición objeto de mi visita:

 “MIXTURA – Las Colectividades y los Artistas”. 
 Del 03 al 28 de julio de 2013 en el Centro Cultural Recoleta. 

A diferencia de las otras exposiciones, esta estaba muy bien iluminada. No había forma de escaparle a los colores. Todos me atraían. A veces sentía que me llamaban por  mi nombre, para que los observe, y yo, me hacía de rogar. Me tomé el tiempo necesario para observar cada una de las obras. Había trabajos que parecían fotografías perfectas. Los personajes parecían como si quisieran salirse del encierro (los marcos) en que los habían colocado sus autores. Los miré de arriba a abajo, de izquierda a derecha. Incluso me tome el trabajo de observarlos a través de mi cámara, como  queriendo saber si los personajes plasmados  en los lienzos, eran fotogénicos o no, una locura mía.

Había desde los más complejos hasta los más simples. Como era de esperarse, el arte tiene miles de significaciones, cuya interpretación será acorde al grado de conocimiento del espectador y de las expectativas de los curadores. 

Las colectividades estuvieron bien representadas y sería demasiado extenso, ponerme a contar y analizar cada una de las obras. Sin perjuicio que mi asistencia a dicha exposición tenía un nombre y apellido: 

DAVID DUQUESNE. No sé, si ese es su nombre real, pero, es con el que se presenta. 

Antes de asistir, descubrí en la Web distintas entrevistas, solo una de ellas escuche algunos minutos, quizás dos o quizás tres minutos. Evité en lo posible llegar al lugar con demasiado conocimiento, para descubrir por mi mismo las sensaciones, las sombras, las luces, los colores, hasta las patologías, si es que los hubiere.

Nazca
Cuando las enfrente (a “Nazca” y “Paracas”, nombres de las esculturas), me tome más tiempo que al resto. No buscaba una interpretación, sino, lo que buscaba era descubrirles el alma. El “Quid” de la cuestión. 
¿Qué llevó a este muchacho nacido en Huanuco (Perú) a crear semejantes figuras?, me pregunté. ¿Habrá descubierto los enigmas que tanto se esforzaron por descubrir Julio C. Tello y María Reiche? ¿Habrá creado un nuevo enigma? Miles de preguntas me planteaba mientras giraba alrededor de las esculturas.

Imaginé que “Nazca” representaba la perfección de las líneas en las arenas de Ica (Perú), al cual se sumaba su policromía bien usada y  ese “horror al vacío”, que los ceramistas nazcas solían realizar donde no dejaban ningún espacio sin pintar o decorar.  Por algunos segundos, creí que era un flamenco rosado (de la bahía de Paracas) y que en cualquier momento levantaría vuelo sorprendiendo a los asistentes. Sin embargo, se mantuvieron inmutables incluso cuando los flashes (que estaban prohibidos) de unos jovenzuelos que importunaron la sala.

El Dr. Augusto Flores Cárdenas (médico psiquiatra) cuando vio las imágenes tuvo su propia interpretación. Precisamente él, que suele decir, “Todos tienen una percepción perfecta de la realidad”. Sobre “Nazca” dijo, “representa a una mujer con sus líneas, sus curvas y sus sutilezas. Aunque también puede representar la parte mesurada del peruano”.

Paracas
Finalmente cuando enfrenté a “Paracas” tuve la sensación de que representaba  a "Paracas cavernas" o a "Paracas necrópolis" y que cada sobresaliente era un fardo funerario adherido para no perderse, como si hubiera sido pegado a propósito. Es decir, cada parte estuviera condicionada a estar junta, “por obligación”, “por que sí”. ¿Será que de esa forma está unida la personalidad de su autor?, quizás no. Quizás sólo sintió la necesidad de dejarse llevar y salió todo de forma natural. 

Lo que es real, es que su obra existe, esta expuesta a los ojos del espectador que podrá comprender o no, lo que no puede hacer es negarlo. Estarán también los que llegan a un artista "sólo por la noticia", pero sin la menor idea de lo que es el arte; luego estarán los que comprenden el arte y quizás opinarán desde distintos ángulos, desde sus perspectivas, a favor o en contra, lo que tampoco ellos podrán negar es que David Duquesne logró “fundir” el cabello humano y lo transformó en arte.

Paracas
Al respecto el Dr. Augusto Flores Cárdenas (médico psiquiatra) dijo, “representa las patologías del peruano. Fíjate, parecen como forúnculos pegados sobre un cuerpo, como un cáncer pretendiendo fusionarse, pero que por más que lo intente, no puede, el cuerpo lo rechaza”.
Mientras lo escuchaba, pensaba que quizás mi querido amigo (el médico psiquiatra) tenía razón. Quizás esos forúnculos sean la corrupción, el figuretismo, la mediocridad, el abandono de los gobernantes; y en Buenos Aires, quizás esos cánceres o forúnculos sean los politiquillos de pacotilla, los líderes  mediocres, los funcionarios ineficientes y los farfulleros que pululan dentro de la colectividad peruana en esta querida ciudad.
  
 Me han quedado muchas dudas y miles de preguntas. No me gusta “tocar de oído” por ello fui  a ver las esculturas al Centro Cultural Recoleta ubicado en la calle Junín 1930.

No puedo hablar respecto de David Duquesne, por que no lo conozco, quizás en alguna oportunidad lo haga, quizás para entonces nos sorprenda con otras creaciones. Mi corazón fluye de alegría por que un artista peruano esta exponiendo sus obras en LA RECOLETA y está siendo reconocido por sus pares y por las autoridades de la ciudad de Buenos Aires, mientras, como ya es habitual, sufre el olvido de las autoridades peruanas, como el mismo dice: “¿Que puede sentir un artista Peruano el día de la inauguración en la MUESTRA ARTÍSTICA MAS IMPORTANTE DE LAS COLECTIVIDADES de Buenos Aires, viendo a una artista Chilena acompañada por su Cónsul y, quien representa al Perú absolutamente ignorado por nuestras autoridades hasta el día de la Fecha (08 de julio)? ¿.... Puede ser que una artista chilena representando a su país merezca más consideración que un artista peruano en similares condiciones?...“

Me quedo con la idea, que vendrán tiempos mejores, donde no sólo los gastronómicos, los danzantes o los cantantes sean invitados a las distintas actividades que se organizan dentro de la colectividad por las autoridades consulares. No está mal que los llamen, pero, no deben olvidarse de los escritores, de los escultores y de los artistas plásticos. Es más, no necesitan traer desde el Perú, basta que salgan de sus pupitres y recorran las calles porteñas y pregunten por aquí, por allá, ¿dónde están los artistas plásticos, los escultores o los escritores? Temo que muchos  que exponen sólo estén ahí por que tienen “vara” o son los “amigos de…”, espero que no. 
Mixturas, seguramente con el correr de los años producirá otros David’s Duquesne’s, eso es lo real, es una muestra de la diversidad cultural de la ciudad de Buenos Aires.

Por Miguel Ángel Villegas G.

No estamos tan mal, pero, podríamos estar mejor... Sí, quisiéramos 
(Proverbio propio)

-----------------------------------------------------------------
DATOS:
Centro Cultural Recoleta
David Duquesne

TUS COMENTARIOS SON BIENVENIDOS